sábado, 12 de julio de 2014

Tienes que encontrar a la persona que hace que te tires de espaldas a la cama sonriendo como en las peliculas. Tienes que encontrar a alguien con quien no te de vergüenza nada, pero a la vez te sonroje como una amapola. Tienes que encontrar a la persona que te enseñe cosas que nunca imaginaste y a la que enseñar todo lo que llevas dentro. Tienes que encontrar a quien te haga cambiar tu visión del mundo y a quien poder decirle que te da miedo el mundo. Tienes que encontrar el nombre que te hace torcer la sonrisa cuando lo escuchas. Tienes que encontrar el perfume personal que te enloquece, no el de una marca de colonia, sino el de un cuerpo, el que no se va. Tienes que encontrar a la persona con quien cantar y bailar sin que te importe lo mal que lo hagas. Tienes que encontrar a alguien a quien querer genuinamente, por y a pesar de todo. Tienes que encontrar a quien llamar borracho y quien te haga sentir borracho sin probar una gota de alcohol. Tienes que encontrar a la persona que te haga reír pero también llorar. A la persona que te canse hasta dejarte medio muerta, y que a la vez te haga sentir vivo como nunca antes porque, si no, no merecerá la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario