martes, 26 de junio de 2012

Igual que Alicia sin ciudad

Los días que parecen interminables, los días en los que nada sale bien y parece que todo se va a la mierda. Los días en que parece que la cabeza te va a estallar, y tienes mil cosas que hacer. Los días en que solo deseas que llegue la noche para que todo se pase.

Todos esos días ya se han pasado. Las preocupaciones han demostrado ser eso preocupaciones, innecesarias, pero inevitables al fin y al cabo. Parecían inagotables, pero los problemas poco a poco se han ido solventando, y todo sigue su curso.

La gente va y viene, y es algo que no podemos evitar, sólo queda disfrutar cada minuto, como si fuera el último.


No hay comentarios:

Publicar un comentario