miércoles, 16 de mayo de 2012

A ver que me dice después...

Hace hoy ya cincuenta años que el mundo es un poquito mejor. Hoy hace medio siglo que Plasencia vio nacer al que iba a ser uno de las mayores inspiraciones de mi vida. Roberto Iniesto Ojea, Robe para los que más le queremos, Jesucristo García, para los que le entendemos (o creemos hacerlo)

Su vida no ha sido fácil, cualquiera que le conozca un poco lo sabe. Pero mírenle ahora, con sus cincuenta años y tantas vivencias a su espalda. Realmente le admiro. No todo el mundo le conoce, no todo el mundo habla bien de él, no todo el mundo disfruta con su música poesía. Pero para mí simplemente es uno de los grandes.

Marcando generaciones y generaciones, ha conseguido retratar casi cada instante de nuestras vidas, cada sentimiento. Con esa naturalidad y salvajismo que le caracterizan, llegando siempre a lo más profundo.

FELICIDADES, SO PAYASO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario