lunes, 26 de marzo de 2012

No quiero odiar pero os odio

He cometido muchos errores a lo largo de mi vida. En todos ellos no era consciente del daño que estaba haciendo o del problema que estaba comenzando. Estaba ciega. Bueno, no ciega, si no que veía una realidad distorsionada. Pero he abierto los ojos, estoy harta de menosprecios, de lágrimas amargas por quien no merece la pena y de mañanas asfixiantes. Estoy harta de levantarme y acostarme con preocupaciones en la cabeza. Voy a hacer lo posible por enmendar los problemas que he causado. ¿Los que arregle? Perfecto. ¿Los que no? También. No se puede viajar atrás en el tiempo y lamentarse no sirve de nada. Es cierto eso que dicen de que con el tiempo te das cuenta de quien vale la pena y quien no. 



Parece que no escarmientan

No hay comentarios:

Publicar un comentario