viernes, 11 de noviembre de 2011

Cartas a una madre I

Hola mamá. Buenas noches princesa, como tú solías decirme.

Escribo estas palabras con la certeza de que nunca las leerás, pero hay algunas cosas que necesito decirte.

Necesito decirte que te echo de menos. Que sé que estás a mi lado físicamente, pero siento que entre nosotras hay un enorme abismo.

Necesito que sepas que añoro tu beso de buenas noches o tus "¡Despierta, peque, que no llegas al cole!" Que aborrezco que te vayas a dormir sin ni siquiera pasarte por mi lado o que me despiertes con un toque en el brazo y un "el desayuno está puesto".

Necesito que pienses en aquellos días en los que íbamos a comprar y la más tonta cosa se convertía en una anécdota; cuando sólo con mirarme, sabías lo que pasaba por mi cabeza; cuando tu posabas tu mano en mi hombro y yo me sentía segura. ¿Qué ha pasado? ¿Quizás ahora soy demasiado alta como para que vuelvas a hacer eso?

"Puedes contármelo todo" me decías. Y yo lo cumplía a rajatabla. Todos los días a la salida de clase te narraba  un informe completo sobre lo que había hecho esa mañana, a lo que había jugado, o incluso te cantaba la canción que había aprendido.

Necesito que sepas que daría todo el oro del mundo por poder volver el tiempo atrás y arreglar todos los errores que he cometido contigo.

Necesito que tú necesites lo mismo

Necesito que recuerdas que te quiero.

2 comentarios:

  1. Me encanta... Eres genial, de veras me he enganchado a tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! No esperaba comentarios por eso he tardado tanto en responder, lo siento jaja :)

      Eliminar