lunes, 14 de noviembre de 2011

Cambios, reflexiones, canciones y un gran tormenta

Hoy me he dado cuenta de que no veo un pimiento de lejos.
Hace dos meses fui al oculista y me dijeron que veía como un lince, que no me preocupara. Y sin embargo, a día de hoy no soy capaz de diferenciar un tres de un ocho en el reloj de la televisión...
Hay que ver como cambian las cosas ¿eh?

Un día te levantas y aquella persona que un día apenas fue un conocido, es ahora uno de tus puntos de apoyo y aquel del que, pensaste, nunca te separarías, ya ni siquiera te agrada.

¿Porque será? 

Un día te levantas y necesitas un abrazo de alguien que no te lo da, un beso de aquel que ya no está o un saludo del que un día fue tu amigo. Pero no lo consigues. Quizás ha sido culpa tuya, seamos sinceros, es una posibilidad. Pero intentas auto-convencerte de que no es así, que es que el Universo está en tu contra y que el que juega a los sims con tu personaje está pasando el rato quitándote la escalera de la piscina.

Un día te levantas y te das cuenta de que cierto pantalón te queda por los tobillos, o que ya no entras en aquella camiseta que tanto te gustaba. 

El tiempo pasa, la gente cambia, unos vienen, otros van.

¿Por qué te vas?





2 comentarios:

  1. Dios bea AMO esa cancion de toda la vida. como la conoces??????

    ResponderEliminar
  2. Juaaaaaas pues no estoy muy segura, ¡creo que la culpable es mi hermana!
    Y el otro día iba por la calle y un hombre la estaba tocando con su acordeón :3

    ResponderEliminar